sábado, 17 de octubre de 2009

¿IMPORTA CADA VIDA?

Una nueva manifestación se avecina, esta vez dice que es: “por la vida, la mujer y la maternidad”, un tanto ambiguo e incluso equivoco, porque ¿alguien puede no estar de acuerdo con ese lema? En principio, así, sin más, sin apellidos, todos estamos a favor de la vida, en defensa de la vida, y sus derechos, igualmente con la mujer y los suyos y con que esta, si así lo desea, libremente ejerza su maternidad. Nada dice en las letras gordas sobre el aborto, curioso ¿no? También resulta llamativo que en esta ocasión los Obispos, con Rouco a la cabeza, anuncian que ellos no irán, pero que animan a los cristianos a participar y añade: "la organiza una serie de instituciones de naturaleza civil o con un estamento jurídico dentro de la Iglesia". ¿Se tiene miedo acaso a decir claramente que se persigue y quien la organiza? En todas las parroquias figuran carteles informativos y se han repartido panfletos a la salida de misa e incluso el mismo Obispo de Almería convoca una “Vigilia por la Vida”, en las vísperas. Ambas convocatorias se repartían de forma conjunta, igualmente en cada provincia o Diócesis.
Se manifiestan, defendiendo la vida del que no ha nacido, de un embrión y cuantas veces se han olvidado o han callado ante el derecho a la vida de los ya nacidos, que morían y mueren en Irak, de los niños que han muerto en Palestina, de los encerrados en Guantánamo, del derecho a la vida para que los que mueren de hambre por el abuso y el reparto injusto de la riqueza, para los condenados a muerte, tanto en las dictaduras como en los países superdesarrollados, como EEUU. ¿Por qué defender tanto una “posible” vida y no hacerlo con similar ahínco con las personas que viven o intentan sobrevivir?
Tampoco son capaces de pronunciarse favorablemente sobre el niño que nació en Sevilla para salvar a su hermano, contraponiendo, el número de embriones que debieron eliminarse para que naciese una vida y salvase la otra. ¿No son vidas ambas también? Tampoco admiten los métodos anticonceptivos para evitar el aborto, así dijo el Papa en África "No se puede superar (el sida) con la distribución de preservativos, al contrario aumentan el problema", ir a África a decir eso, en el lugar donde más gente muere por dicha enfermedad y donde menos pueden acceder a los caros medicamentos, ¿No tienen estos derecho a la vida?
Se prefiere que una mujer con dieciséis años se quede embarazada, sin desearlo y vea así truncada su vida, su juventud, sus estudios, su familia…Se defiende que una hija muera, antes de que esta aborte… Cuanta hipocresía, todo esto es fácil decirlo cuando no nos escuece, cuando pasa en la casa de al lado o en el país de enfrente.
Mas les valiese a los convocantes, emplear sus energías para denunciar las causas profundas que están motivando la crisis económica y que cada mes deja en el paro a cientos de miles de personas y actuar en consecuencia, para evitar que estos caigan en la exclusión social a la que hoy son abocados; tienen derecho a la VIDA y una vida digna, todos estos son ya nacidos.

Ginés J. Parra Córdoba.
Miembro de Comunidades Cristianas de base. Almería 13 Octubre 09
Publicado en La Voz de Almería el 17 de Octubre 2009.

2 comentarios:

rosacobos dijo...

Excelente artículo, Ginés. Totalmente de acuerdo. Para ellos no todas las vidas son iguales, aunque pretenden hacernos creer que sí. ¡Menuda hipocresía!.
Saludos.

Javier dijo...

Lo peor es la actitud del PP que no convoca, pero animan a hacerlo y luego ellos casi no van: quieren ser politivcamente modernos, religiosamente antiguos y comercialmente positivos, o sea, no perder votos tanto por ir como por no ir. cinicos como ellos solos. Javi