lunes, 11 de febrero de 2013

Opinión sobre renuncia del Papa

En primer lugar valorar como sorpresiva la decisión del Papa de renunciar a continuar ejerciendo, por tanto también valiente aceptar que a sus 86 años no esta en plenas condiciones para dirigir la Iglesia Católica, algo loable y que debe servir de ejemplo antes de ver un Papa decrepito y con grandes dificultades físicas y con falta de capacidad mental y que sufre. Por otro lado cada vez que hay la posibilidad de la elección de un nuevo Papa se abre una puerta a la esperanza de que el elegido sea un hombre progresista con apertura a todas las sensibilidades de la Iglesia y que se pueda ver una Iglesia Cercana la realidad social a la evolución continua de nuestro mundo y a la realidad actual de todos los cristianos. Y que sea realmente una Iglesia de y para los Pobres y excluidos de esta sociedad Que sea una Iglesia de aires nuevos, de apertura, que permita la libertad de Expresión que condene y corte de raíz los escándalos como de la Pederastia o sus relaciones con la Banca en estos momentos de crisis. Y que se abra también a la participación de la mujer en la Iglesia y al sacerdocio de la misma. Y que reconozca el amor como base de cualquier tipo de familia, antes que cualquier otro tipo de condenas, admita a las personas de buena fe que son apartadas de la Iglesia por motivos de divorcio, tendencia sexual o porque un día dejasen el sacerdocio y los acoja para el bien de la Iglesia. Tiempos nuevos, para aires nuevos, cercanos y realistas con la la realidad actual acorde con la evolución de los tiempos y que dé libertad a todos los grupos de la Iglesia que son excluidos por pensar diferente y por querer ser consecuentes con el mismo Evangelio de Jesús. Todo esto son deseos que difícilmente podrán verse reflejados cuando en estos años se ha renovado al consejo cardenalicio para hacerlo a imagen y semejanza del Papa Ratzinger, mucho nos tememos que lo deja todo atado y bien atado, pero confiamos en equivocarnos y que sean iluminados en una sabia decisión para hacer una Iglesia nueva, comprometida, actual y de los pobres. Ginés J. Parra Córdoba. (Como portavoz de las Comunidades Cristianas Populares y Movimientos y cristianos de base de Almería) 11 de Febrero de 2013