martes, 6 de enero de 2009

Articulo de Opinión: ESTAMOS COLGADOS.

El presidente de honor del PP, fundador de Alianza Popular y ex ministro de Franco dijo hace pocos días que “habría que colgar a los nacionalistas de algún sitio”. Tremenda declaración; ¡colgar a los nacionalistas! Lo único que nos faltaba, con tanto colgao que hay estos días en nuestra ciudad, no se le ocurre otra cosa que colgar también a los nacionalistas. No por favor, ¡Ya esta bien!
No me refiero a colgaos de carne y hueso, que de esos también tenemos unos cuantos, vengo a referirme a esa proliferación de objetos, muñecos,…que penden de ventanas, farolas y balcones.
No se sabe a ciencia cierta de donde proviene dicha tradición ancestral, de llegadas las fechas navideñas enganchar todo lo que se le ocurra al personal. Sabios estudiosos de las mas prestigiosas universidades, dicen que este acontecimiento se hace nuestro desde la madre patria EE.UU. Ya que lo primero que se dio en enganchar en las fachadas fue el Papa Noel. Comentan, que algunos defensores de las tradiciones populares españolas, viéndose amenazados por el mencionado personaje, se apresuraron en fabricar a los tres reyes magos trepadores. Pero ahí no se quedo la cosa, sino que además alguien cercano a sectores eclesiales católicos, no viendo que la figura de los magos fuese suficiente, decidió igualmente instalar una especie de sabana con la fotografía de la sagrada familia en el portal de Belén o en su defecto, un niño Jesús gigante. Eso si con un fondo que recuerda las fundas de colchón de toda la vida o los papeles pintados de la serie televisiva “Cuéntame”.
El caso es que todo vale y se compite incluso para ver quien lo coloca antes; o que incorporación original lleva, una luna, unas escaleras, un coro de ángeles, lo que sea. Al montón de figuras, debemos sumar las tiras de luces, cascadas intermitentes, con o sin colorido. Algunas tan destellantes que dan más luz que las colocadas por el Excelentísimo. El área de Cultura, que no ha escatimado en luces en tiempos de CRISIS, debiera haber convocado un concurso de iluminación de fachadas, porches, negocios y casa particulares, con lo que nos habríamos ahorrado un buen puñado de dinero que falta hará para el área de servicios sociales, pongamos por caso.
Por si fuese poco, también se “ahorcan” de las farolas unas banderolas, llamando a tener limpia nuestra ciudad. Algunos con el viento almeriense, que no falta, ya se enredan en las mismas o se retuercen con algún árbol cercano, con lo de que limpia la ciudad pues mas bien lo contrario. Y es que todo se lía y el personal lo hace de idéntica forma, y dicen: “como yo como soy republicano nada de reyes” y siendo mas de izquierdas que el mismísimo Carlos Marx, se alían con el poder yanqui y colocan su Papa Noel, y el vecino, que es un meapilas de tomo y lomo, pues cuelga su sabana con el portal de Belén, ¡Toma ya! “pa que te fastidies”.
Y es que en esta ciudad como nos propongamos competir en algo, como nos pongamos cabezones, no nos gana nadie. Y que conste que esto aquí no ha acabado, estoy seguro que en años venideros tendremos la oportunidad de ver nuevas cosas colgadas de donde sea, tiempo al tiempo. ¿Estamos o no estamos colgaos?

Ginés J. Parra Córdoba
Educador Social 23 diciembre de 2008

1 comentario:

rosa dijo...

Que te sirva de consuelo Ginesito, aquí en la Catalunya también se cuelgan todo tipo de personajes de los balcones (de vírgenes no somos tanto, o no todavía). Pero tranquilo por que además de existir el "Frente Nacional de Liberación de Enanitos de Jardín" (no es coña)ya hay un "Grupo de Liberación de los Papa Noeles"... aunque me parece que no son del todo serios.
Por lo de los que quieren colgar a otro tipo de "opinadores" , que les vamos a hacer, dicen que tiene que haber de todo.
Rosa de Terrassa.